Retomamos el test del Facer con el testimonio de Esteban Contreras

1.- ¿Cuándo decidiste que querías ser captador?

Siempre había tenido muchos amigos que se dedicaban a ello y todos parecían muy contentos, felices y entusiasmados con el trabajo. Así que cuando hice la entrevista me di cuenta de que era mi oportunidad para estar en un sitio que me gustara y que me hiciera sentir satisfecho a nivel personal.

2.- ¿Por qué?

Me encanta ayudar a los demás, directa o indirectamente, y tener la oportunidad de tener un trabajo que me hiciera sentir motivado y por el que levantarme ilusionado cada mañana; además de formar parte de organizaciones que se dedican ayudar a las personas de todo el mundo: Era una oportunidad que no podía dejar pasar.

3.- ¿Qué te gusta de este trabajo?

Poder conocer gente de todo tipo, con vidas distintas, de distintos sitios y darme cuenta de que como yo, somos muchísimos los que queremos mejorar el mundo. Además de tener un entorno laboral que me permite desarrollarme como persona, pasármelo bien y saber que mi esfuerzo del día a día, no solo me beneficia a mí, sino a miles de personas de todo el mundo.

4.- ¿Cuáles son los puntos fuertes y débiles de tu labor?

Puntos fuertes: Sin duda mis compañeros, mi pequeña familia que hacen de esto algo más que un mero trabajo. Poder ver lo implicados que están con nuestras causas cada una de las personas con las que hablo. Puntos débiles: La falta de tiempo para así poder contar con más detalle todos y cada uno de nuestros puntos de apoyo a quienes más lo necesitan

5.- ¿Qué cantidad de socios ha sido tu récord?

Cuatro en un día. Pocas veces me he ido tan feliz a casa al ver que tanta gente día tras día nos sigue ayudando.

6.- Una anécdota buena

Son muchas, pero me quedo con aquella vez que tuve la oportunidad de hablar con una persona a la que habíamos ayudado tiempo atrás, en su propio país, y ver su cara de ilusión y felicidad al ver que a día de hoy seguíamos haciendo todo lo posible por ayudar a los demás.

7.- Otra mala

Quizá la única anécdota "mala" que he vivido ha sido conocer a un joven de una edad similar a la mía, y ver su total negación y pasotismo a la hora de ayudar a los demás de la manera que fuese.

8.- Eres el primer eslabón de una larga cadena que ayuda a ayudar ¿Cómo te hace sentir eso?

Sin duda me hace sentir feliz. Levantarse para ir a este trabajo no es como levantarse para ir a cualquier otro. La ilusión, las ganas de empezar cada día y seguir así ayudando a los demás. Es un nivel de satisfacción que no he encontrado en ningún otro sitio.

9.- ¿Qué ha cambiado en ti este trabajo?

Sin duda mi forma de afrontar mis problemas. Cuando te interesas por todo esto te das cuenta de lo realmente mal que lo puede pasar una persona y con lo poquito con lo que uno es capaz de ser realmente feliz. Mis "grandes" problemas no son más que pequeños obstáculos a día de hoy y gracias a este trabajo me siento además más seguro de mí mismo y con capacidad para lograr todo aquello que me proponga.