Esta es su historia

India International Fundraising

Me llamo Alisha, tengo 29 años y soy de la India. Actualmente trabajo en una tienda de “saris” pero para llegar hasta aquí he tenido que atravesar un largo recorrido del que afortunadamente salí bien parada. Cuando tenía 11 años comencé a trabajar en la industria de la seda para ayudar a mi familia a salir adelante. Durante 4 años mi herramienta de trabajo era el agua hirviendo, en el que tenía que meter las manos constantemente para palpar los capullos de seda y comprobar así que los finos hilos se habían reblandecido ya… Durante esa época las ampollas, las quemaduras y las heridas eran algo habitual en mis manos. Pero un buen día, hubo un grupo de gente que se hizo cargo de mí y de todos mis compañeros de trabajo… Era una ONG que velaba por el bienestar y los derechos de los niños y que, gracias a las aportaciones económicas de mucha gente, habían conseguido financiar proyectos que nos sacarían de esas duras jornadas de trabajo. Ahora solo puedo estar eternamente agradecida a estas personas que me ofrecieron unas mejores condiciones de vida y por supuesto a lo que hicieron posible que esos recursos económicos se recaudaran; los captadores.

 

Gracias Alisha